Grupo de Investigación Agroecológica de Mérida

Ecosocialismo: auto-empleo productivo

In Opinión on julio 21, 2011 at 8:00 am

Miguel Angel Nuñez

Desde hace décadas, esta bien argumentado, que tanto el modelo expansionista capitalista,(lógica mercado-lucro) como también el socialismo real productivo, no pueden dinamizar, ni encajar, frente a una nueva creación de relaciones sociales ambientales de producción que el planeta tierra nos exige formular. Pareciera que el mundo esta carente de modelos y que es indispensable crear un modelo ecologista y socialista, para organizar y darle un manejo diferente al funcionamiento a nuestra sociedad actual.

Las incertidumbres consecuencias del cambio climático que siempre compartiremos, aunados a la pérdida del 30% de los recursos naturales de nuestra madre tierra, siendo imposible recuperarlos, nos evidencian que es totalmente incompatible los límites ecológicos y el pretendido-actual crecimiento económico. El ritmo del modelo capitalista actual no podrá crecer, sus propias fuerzas destructivas son depredadoras del propio capital y la naturaleza. Es un sistema insostenible. Nos ha generado una carestía ecológica afectando seria y directamente distintos sectores productivos relacionados con la alimentación de la humanidad(pesca, biodiversidad, agricultura, agua dulce, bosques entre otros). Esta ilógica relación social-productiva de despojar-producir-consumir-contaminar-despilfarrar y desigualdad social impuesta, debe aceleradamente des-montarse por unas nuevas relaciones sociales-ambientales de producción.

En el afán de avanzar por la consecución de nuevos modelos económicos verdes, estos obligatoria-mente deben fijar límites de acumulación y políticamente dar la lucha para estabilizar el clima al mejor nivel posible y, como bien lo señala; (Tanuro, 2011) también deben incluir; la expropiación de los expropiadores-contaminadores-despilfarradores: el cambio de las relaciones de propiedad no constituye más que la condición necesaria -pero no suficiente- para un cambio social profundo que implique la modificación sustancial de los modos sociales de consumo y movilidad.

Otra característica que asoma el modelo económico verde, es la idea del decrecimiento o deconstrucción de la economía argumentada (Georgescu-Roegen, 1971; Passet, 1979; Grinvald,1993 y Leff, 2004). Contraria a esta, se mueven los mercados verdes, dinamizando, el discurso progreso/desarrollo/crecimiento. Propuesta que coge fuerza, cuando se observan, los avances en la sustitución definitiva de las energías alternas (solar, eólica, biomasa, geotérmicas, hídrica) frente a las acaecidas tragedias nucleares. Tal es el caso de Alemania que promete para el 2022 sustituir el 22% de la energía nuclear por energías verdes-limpias.

Una fuerte tendencia verde que progresivamente se hace sentir y que naturalmente incorpora la discusión del progreso basada en los limites e integración con la naturaleza, es el ecosocialismo. Propone, una matriz científica-tecnológica ambientalmente apropiada e integrada con la cultura local. Reconoce que el desarrollo-crecimiento tiene que ver con las personas, no con la mercantilización de los recursos. Esta propuesta societaria, si busca radicalmente romper la relación dominación-alienación-destrucción-naturaleza y que cumpla sustentablemente con las satisfacciones de las necesidades vitales esenciales humanas como el (agua,aire,alimento,abrigo y amor), (Núñez, 2010). El ecosocialismo sigue las leyes de la ecología y por la razón de los valores, donde la producción de bienes, servicios y alimentos se han de dinamizar en la producción de los valores de uso frente a la producción de valores de cambio. Ello debe darle un buen impulso a fundir una economía diversa, de interdependencia y dirigida a fortalecer los niveles locales y regionales. De allí que la razón del trabajo o empleo no sea necesariamente emprendido principalmente por el dinero. Debe existir un equilibrio entre las ganancias obtenidas y la satisfacción por, para y en,el trabajo.

En el ecosocialismo se apertura la propagación y generación de la autonomía por el empleo y auto empleo. Es lógico de ser así y en la actualidad se materializa. La diversidad de las tantas áreas laborales-ambientales que necesariamente deben ser asistidas, ampliadas y consolidadas están formando parte de los nuevos modos y medios de producción de la sociedad verde.

A nivel planetario, valoremos a continuación, algunas iniciativas emergentes de empleos y auto-empleos verdes que se han mantenido y crecido satisfactoriamente:

* En la India el plan sustentable ha invertido 8 mil millones de dólares, creando 3 mil millones de días de trabajo y beneficiando a más de 59 millones de hogares. Alrededor del 84% de la inversión se destina a la conservación del agua, la irrigación y recuperación del suelo.(NREGA ,2006)

* Prácticas sustentables-agroecológicas realizadas en 12,6 millones de explotaciones agrícolas y 57 países en desarrollo, han incrementado el rendimiento medio de la producción en 79%, mejorando al mismo tiempo la provisión de servicios ambientales fundamentales.(Pretty, 2006).

* Los turistas están impulsando el enverdecimiento del sector, como lo demuestra el

incremento anual del 20% del ecoturismo; cerca de seis veces más la tasa de crecimiento de todo el sector( TEEB, 2009).

* El sector de las energías renovables se ha convertido en un generador de empleo

muy importante. Se calcula que en 2006 trabajaron en el sector, directa o indirectamente, más de 2-3 millones de personas.(PNUMA/OIT/OIE/CSI, 2008 pg 6-7). Alemania, Brasil, China y Estados Unidos acaparan estas fuentes de trabajo.(PNUMA/OIT/OIE/CSI,2008 pg 6).

* El reciclaje, en todas sus formas, ya da trabajo a 12 millones de personas sólo en tres países (Brasil, China y Estados Unidos).( PNUMA/OIT/OIE/CSI,2008 pg18).Es indudable que la recuperación de los residuos es un ámbito con un amplio margen de mejora, pues actualmente tan solo el 25% de los residuos se recupera o se recicla. El valor del mercado de los residuos, desde la recolección al reciclaje, según los cálculos se estima en 410.000 millones de dólares anuales.

* En Brasil hay una tradición del reciclaje cuyos niveles de recuperación de muchos materiales están a la altura o superan la de los países industrializados. Alrededor del 95% de las latas de aluminio(PNUD,2008 pg 214-215) y el 55% de las botellas de polietileno se reciclan y aproximadamente la mitad del papel y el vidrio se recuperan.(Nascimento, 2010) El reciclaje en Brasil genera casi 2.000 millones de dólares( Oliveira, 2003 pg 1486) y evita la emisión de 10 millones de toneladas de gases de efecto invernadero.(Oliveira, 2003 pg. 1490)

* A pesar de estas cifras tan positivas, a los rellenos sanitarios llega material reciclable con un valor cercano a 5.000 millones de dolares.(CEMPRE-2010) Si se reciclara todo ese material se obtendrían beneficios equivalentes al 0,3% del PIB(Oliveira, 2003). La gestión de los residuos y el reciclaje ocupan a más de 500.000 personas en Brasil, la mayoría como recogedores de residuos en trabajos informales con un salario escaso y muy inestable y malas condiciones laborales(PNUD 2008 pg 215). A iniciativa de los gobiernos municipales, unos 60.000 trabajadores del sector de reciclaje se han organizado en cooperativas o asociaciones y ocupan puestos de trabajo formales o cubren contratos de servicio.(PNUD 2008) Cobran más del doble que los recogedores de basura independientes, lo que ha permitido a algunas familias salir de la pobreza.(Samson, 2009)

* Clasificar y procesar los materiales reciclables ocupa a 10 veces más personas (por tonelada métrica) que los rellenos sanitarios o la incineración de residuos. Los modelos de inversión verde arrojan una proyección de crecimiento del empleo en el sector de los residuos un 10% mayor que en el modelo actual.(PNUMA/OIT/OIE/CSI,2008).

* En la República de Corea, desde 2003, se aplica una política de “responsabilidad extendida del productor” con relación al embalaje (papel, vidrio, hierro, aluminio y plástico) y a productos específicos (baterías, neumáticos, aceite lubricante y lámparas fluorescentes). Esta iniciativa ha permitido reciclar 6 millones de toneladas métricas de residuos entre 2003 y 2007, incrementando la tasa de reciclaje en un 14% y generando un beneficio económico equivalente a 1.600 millones de dólares( MMARC,2007).

* En 2003, Sudáfrica introdujo un impuesto a las bolsas de plástico con el objeto de reducir la cantidad de basura y la introducción de otro impuesto sobre las bombillas incandescentes generando para el 2009, la cifras de 5,2 Millones de dolares.(Nahma, 2009)

* Los residuos pueden convertirse en productos comercializables, como demuestra el caso de la conversión de residuos en energía que, en 2008, generó alrededor de 20.000 millones de dólares y cuyo crecimiento se calcula en torno al 30% ya en 2014( ARGR, 2010). Los residuos agrícolas provenientes fundamentalmente de zonas rurales suponen 140.000 millones de toneladas métricas en todo el mundo, y tienen un potencial energético equivalente a 50.000 millones de toneladas métricas de petróleo.(Nakamura 2009).

* En el caso del agua, la mejora de la eficiencia y la consiguiente reducción del consumo total implicarán un crecimiento del empleo inferior en un 20-25% al proyectado si se mantuviera la actual tendencia de consumo excesivo en 2050 (aunque el número de empleos sería superior al actual). (GER 2011).

* En China, durante el doceavo período del plan quinquenal que comienza en 2011, el gobierno invertirá 468.000 millones de dólares en sectores verdes en comparación a los 211.000 millones de dólares empleados en los últimos cinco años. Esta inversión verde se concentrará en tres áreas: el reciclaje y la reutilización del agua, agroecología, tecnologías limpias y energías renovables. Con esta inversión pública, se espera que la industria china de protección del ambiente siga creciendo a un promedio de entre un 15 y 20% por año y que la producción industrial alcance los 743.000 millones de dólares durante el nuevo período quinquenal, en comparación a los 166.000 millones de dólares de 2010. Se estima que el efecto multiplicador de este sector emergente será entre 8 y 10 veces mayor que en otros sectores industriales. (Informe Anual 2009-Beijing).

Todas estas iniciativas verdes y otras, por ejemplo: el sector salud con las medicinas alternativas y complementarias; el potencial de la diversidad biológica en nuestros ecosistemas, sus comunidades y genes; la farmacología de la biodiversidad; los preparados biológicos para la agroecología; las nuevas tecnologías limpias que se impulsan en los eco-parques industriales; las tecnologías alternativas para la obtención de combustibles y mitigar sus efectos; las ciudades y residencias verdes; los transporte y tranvías ahorradoras de energía y emisiones y otras tantas que han de estar consolidándose a nivel planetario por las sociedades en transición, sus desarrollos: son disimiles en su naturaleza, diversas en su contenido científico y tecnológico y su innovación es regulada por la necesidad o necesidades locales. Se evidencia que la gente está identificada con el significado e importancia de la actividad. Se obtiene empleo y se trabaja por mejorar las relaciones sociales-ambientales.

Pareciera que esta nueva integración tecnológica-verde-económica que emerge, se adecua a los nuevos procesos de organización humana que cada sector social participativa-mente propone. Todas estas iniciativas, apuntan a la eco-eficiencia, en la gestión racional de los recursos, en el devenir diario laboral y en las nuevas relaciones comunales que debemos impulsar. Todo ello para avanzar aceleradamente en el establecimiento de los nuevos medios y modos de producción de cualquier sociedad progresista y de avanzada debe asumir.

Para las sociedades revolucionarias como la Venezolana, no hay duda que esta y otras iniciativas verdes-limpias, definitivamente ayudarían sustancialmente a refrescar y re-orientar el discurso del socialismo productivo. Este último no puede continuar enganchado en la era Tecnozoica, (Núñez, 2011) y debe pasar a la era Ecozoica, racionalizando e invirtiendo los excesivos gastos sin sentidos y superfluos que innecesariamente acarreamos en tantos servicios y sistemas de producción. En nuestra revolución bolivariana constitucionalmente debemos saber y estamos comprometidos en dar el otro gran salto y avanzar en direccionamiento técnico-político que exige ese nuevo socialismo-ambiental productivo.

Enérgicamente insistimos: si tenemos los recursos económicos, si hay el buen entendimiento en la voluntad política; si las necesidades de empleo están echadas en la calle; si somos ahora una sociedad altamente participativa; si frente a las tensiones socio-ambientales, sentimos la necesidad de trabajar con ahínco y dedicación por las generaciones que nos viene en camino y si un líder como el Presidente Chavéz nos exige que el Socialismo del Siglo XXI será ecológico! No nos queda otra opción que trabajar por ello; abriendo procesos de auto-formación y formación en cualquier nivel educativo e ir generando en nuestra propia realidad, propuestas técnicas creativas y orgánicas, para avanzar y alcanzar el “buen vivir”, el cual también nos demanda una nueva relación de nuestras sociedades con la naturaleza. El ECOSOCIALISMO.

Referencias Consultadas.

Argus Research Company, Independent International Investment Research Plc y Pipal Research Group 2010.

Georgescu-Roegen, N.(1971). The Entropy Law and the Economics Process. Cambridge, Harward University Press.

Green Jobs: Towards Decent Work in a Sustainable, Low-Carbon World, PNUMA (2008), pág. 214.

Green Jobs: Towards Decent Work in a Sustainable, Low-Carbon World, PNUMA (2008), pág.

Ibid, pág. 215

Grinevald,J.(1983), The biosphera and the neosphera revisited: Biogeochemistry and bioeconomics, en entropy and bioeconomics, pgs 241-258.

Informe Anual 2009. Beijing: China Development Bank Corporation (2010).

Leff, E. (2004) Racionalidad Ambiental. La Reapropiación Social de la Naturaleza. Ed. SigloXXI. México, México. Pgs 132-180.

MMARC, Ministerio de Medio Ambiente de la República de Corea, (2007) http://eng.me.go.kr/content.domethod=moveContent&menuCode=pol_rec_pol_rec_sys_responsibility

Nahma, Anton. Food Packaging in South Africa: (2010) Reducing, Re-using and Recycling. Government Digest.

Nakamura T. Waste Agriculture Biomass Convention, CITA,(2009) VI Taller Asiático sobre Biomasa en Hiroshima, 18-20 de noviembre de 2009, http://www.biomass-asia-workshop.jp/biomassws/06workshop/ presentation/25_Nakamura.pdf

Nascimento, Luis Felipe, Marcelo Trevisan, Paola Schmitt Figueiró y Marilia Bonzanini Bossle.(2010)PET Bottle Recycling Chain: Opportunities for the Generation of Employment and Income. Greener Management International Issue, 56, Núm. 56 , pág. 44.

National Rural Employment Guarantee Act 2006): NREGA –(2010) A Review of Decent Work and Green Jobs. OIT

National Solid Waste Policy (2010)–Now it’s the Law. Compromisso Empresarial para Reciclagem (CEMPRE) .

Nuñez M.A. Venezuela Ecosialista. Un Debate Pendiente. (2010). Editorial Portatitulos. Mérida, Venezuela.

Núñez M.A. Por las Nuevas Promesas de Chávez y Nuestra Revolución. http://www.aporrea.org/actualidad/a118201.html

Passet, R.(1979), l’economique et le vivant, París Payot.

Pretty, J., Nobel, A.D., Bossio, D., Dixon, J., Hine, R.E., Penning De Vries, F.W.T. y Morison, J.I.L. (2006), Resource Conserving Agriculture Increases Yields in Developing Countries. Environmental Science and Technology, 40, pág. 1114.

 Green Economy Report GER (2011), Towards a Green Economy: Pathways to Sustainable Development and Poverty Eradication.

PNUMA/OIT/OIE/CSI, Op. Cit. ( 2008), págs. 6-7..

Ibid., pág. 18.

Ibid, Op. Cit., (septiembre de 2008), pág. 215.

Oliveira, L. y L. Rosa. Brazilian Waste Potential: Energy, Environmental, Social and Economic Benefits. Energy Policy 31, Núm. 14 ( 2003), 1481-1491, pág. 1486.

Ibid., pág. 1490.

Oliveira, L y L. Rosa.(2003) Brazilian Waste Potential: Energy, Environmental, Social and Economic Benefits. Energy Policy 31, Núm. 14 (noviembre de 2003): 1481-1491, pág. 1490.

Samson, Melanie. “Formal Integration into Municipal Waste Management Systems.” En: Refusing to be Cast Aside: Waste Pickers Organising around the World. Cambridge, EE.UU.: Women in Informal Employment: Globalizing and Organizing (WIEGO) (2009), pág. 52

Tanuro, D (2011) Fundamentos de una Estrategia Ecosialista. Www.vientosur.info.

The Economics of Ecosystems and Biodiversity for National and International Policy Makers – Summary: Responding to the Value of Nature, TEEB (2009), pág. 24.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: